Cultivando la restauración familiar

Después de edificar una sólida relación con Cristo, la familia es el segundo ministerio entregado por el Señor a Sus hijos, a Su perfecta y agradable creación.

Cada vez es más común conocer casos de familias que atraviesan diversas crisis, originadas por problemas de liderazgo, malas decisiones financieras, autoritarismo y libertinaje en la formación de niños y jóvenes en edad escolar, así como también aquellas de tipo emocional, ocasionadas por factores como la mentira, el engaño, la agresividad, las palabras ásperas, entre otros. 

Estas crisis, que en su mayoría son el núcleo de los altos índices de separaciones y divorcios de familias durante los últimos años, han trazado una ruta errónea para el perfecto plan de Dios para Su creación: instaurar hogares de fe, que glorifiquen el nombre de Cristo y extiendan Su salvación y el amor inquebrantable del Padre sobre toda la tierra. 

Después de edificar una sólida relación con Cristo, la familia es el segundo ministerio entregado por el Señor a Sus hijos, a Su perfecta y agradable creación. Así, Génesis 2:18-19 nos recuerda la maravillosa obra de Dios en el Edén: 

27 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.

Génesis 2:18-19

De esta manera, el llamado para todo creyente es saber, a través de la intimidad con el Espíritu Santo, cuáles son aquellas necesidades que hay en cada corazón que claman por una urgente restauración; conocer el propósito de Dios con la crisis que actualmente está atravesando su familia, e identificar las estrategias usadas por Satanás para arrebatar el glorioso plan del Señor en cada uno de sus hogares.

Con el propósito de intentar responder estas inquietudes y profundizar en qué consiste el panorama de las crisis familiares en los hogares cristianos, Mónica Bordé e Isaac Cianci, pastores titulares de Shelter Church y miembros de la Red de esperanza, nos abren su corazón y las puertas de su hogar para compartir con cada uno de ustedes lo que Cristo ha hecho en sus vidas en medio de la crisis. 

“Una cosa es hacer las cosas para Dios, pero otra muy distinta es hacerlas con Dios. Antes creíamos conocer al Señor, hasta que vivimos una crisis que nos llevó a experimentarlo de una manera totalmente diferente”. 
Familia Cianci Bordé 

(Si te gusta nuestro blog, te invitamos a que también leas el artículo sobre DEPRESIÓN Y ANSIEDAD)

El Altar familiar que restaura

Dios nos ha llamado a conformar familias que le amen y que cultiven una profunda relación con Él, a través de Cristo y por medio del Espíritu Santo. Por eso, nuestro deber como creyentes es aproximarnos continuamente a su Palabra para ser edificados y restaurados, deleitarnos en Su presencia con cánticos de alabanza y adoración, y fortalecer nuestra vida de fe en comunidad. De esta manera podemos cimentar un altar en el que, reunidos al rededor de sus enseñanzas, aprendamos como familia a compartir, recordar, agradecer y esperar en el Señor. 

A continuación, te invitamos a conocer Tiempo con Dios es Vida Viva, un recurso devocional con el que podrás fortalecer tu vida devocional y en el que encontrarás un estudio bíblico semanal para compartir en familia y afianzar la fe. 

(Los devocionales que te ayudarán a profundizar en tu relación con Dios están aquí)

Bendiciones. 

Por: María Daniela Vargas Nieto 
Coordinadora Editorial
Duranno Latino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es Español
X
Ir arriba