El Discipulado Uno a Uno es una herramienta que involucra toda nuestra vida, intelecto, emociones, voluntad y, sobre todo, nuestro espíritu.

El Discipulado consiste en vivir una transformación integral de nuestro ser, por medio de una relación auténtica donde compartimos un amor sincero, un compañerismo sacrificial, un interés sin igual y una dedicación apasionada por Dios. Todo con el objetivo de que experimentemos y conozcamos el amor de Dios y  el amor que Jesús nos manifestó en la Cruz.

Proposito del Devocional Uno a Uno

Este Discipulado es una herramienta para ser padres y madres espirituales que levantan una generación de hijos y nietos espirituales (2Ti 2:2), así como también la edificación a través del amor y el sacrificio que manifiesta el mentor o mentora para acompañar el crecimiento espiritual de un discípulo de Cristo.

Visión

El Discipulado Uno a Uno tiene como objetivo obedecer al mandamiento de la gran Comisión de Jesús. “Ir y hacer discípulos hasta lo último de la tierra, enseñando a cumplir que cada persona sea un discípulo del Señor” (Mt 28:19-20).

Historia

El Discipulado Uno a Uno comenzó en el año 1987 en la iglesia Onnuri Corea del Sur como parte del ADN de la iglesia. Lo que se inició con tres discipuladores, hoy después de 35 años presenta la graduación de cerca de 35.000 mentores que capacitan a los creyentes para la misión de la iglesia. La iglesia experimentó un avivamiento de más de 100 mil miembros activos. 

El Discipulado tiene un alcance global presente en todos los continentes y en varios idiomas. Duranno Latino implementó el ministerio en Perú, Colombia, España, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Estados Unidos y Holanda. 

¡Haz parte del Discipulado Uno a Uno!

Es una invitación de Jesús a ser sus discípulos y a hacer discípulos del Señor por medio de una relación transformacional basada en el cuidado amoroso y el servicio sacrificial con el fin de imitar y vivir una vida en donde reine Cristo. Estamos para acompañar a cada congregación para que de una forma autónoma y sostenida establezca el ministerio de Discipulado Uno a Uno en su propia iglesia. 

Si está interesado en obtener más información, por favor, diligencie el siguiente formulario: 

Discipulado Uno a Uno

Por tanto id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado.

Mateo 28:19 (RVR1960)
5/5
es Español
X